Michael Boyle lleva 7 años viviendo sin dinero. Cómo lo hace te dejará de piedra.

Hace siete años -en noviembre de 2008-, Boyle decidió que, para ser consecuente con la forma en que veía el mundo, debía renunciar al vil metal. El capital es la basa de todo lo que nos rodea, ya sea el placer, los usos, la olla, el transporte…hasta ciertas partes de la dicha consumista están basados en eso. El es economista, y contesta que tenía claro que “es absurdo perseguir un crecimiento sempiterno en un espacio finito”. En un primer momento trató de reparar sus ideales decrecentistas dirigiendo algunas cometidas de vitualla poética, sin embargo pronto se dio tabla de que estos “negocios éticos” servían para muy poco, además de ser dramas de un encaje longevo donde también se generan productos, ecoloóicos si, no obstante productos, que aumentan las premuras de líneas, tradiciones y consumismos. “creo que el ejemplo politico-económico del espacio occidental de hoy en día en término es tan corrupto e insostenible que romper nuestros hules en el contenedor de reciclaje en absoluto va a ser suficiente”, argumenta Boyle. Asegura que “podemos cambiar las cosas gradualmente si tomamos autodeterminaciones que son más lidias para la gente y la ciudadanía, empero de plaza las encrucijadas que tenemos disponibles son enormemente limitadas. Puedes escoger entre 50 elementos de granos para el picoteo, a veces incluso entre azúcar de almacén justo o no justo, sin embargo es casi irrealizable latir de un estilo que rechace toda la heredad artificial que está arrasando el mundo”.

Mark en una de sus conferencias en TED.

Sus únicas compras han sido un par de tenis a una tienda de caridad por 4 libras, y el terreno donde ahora se levanta su granja sustentable y ecológica. Además dirige una comunidad sustentable como producto de las ventas de su libro.

El libro es “The Moneyless Man” y del cual vendió más de 75 mil copias en 17 países, pero más que un episodio interesante de agregado en la cultura general, es una guía importante para conocer los “cómos” alguien puede conseguir vivir sin dinero en un mundo que está diseñado para absolutamente lo contrario, de los cuales, abajo teneis algunos listados.

book_cover_moneyless_large

Posee una granja de la cual extrae todo lo necesario para autoabastecerse de comida, pero por ejemplo: no hay tractores; Nada de combustibles fósiles. Boyle recuerda que los granjeros de la zona, en realidad, sin saberlo, han hecho agricultura orgánica por siglos; cuando es a escalas menores.

4789_99914090447_143099_n

Gift Economics:

Las personas ahí pueden recibir cursos gratuitos, y trabajar, pero bajo una economía que llamada “gift economics” donde la idea es ayudar a otros sin el explícito compromiso del retorno del favor o resultado.

Como vivir sin dinero.

“Hice una lista con lo básico para sobrevivir. Me encanta la comida, así que eso era lo prioritario. Hay cuatro maneras de tener comida gratis: recoger la comida de la naturaleza, cultivar, los trueques o comer de los desperdicios”.

Mark+Boyle+Pilgrim+Begins+9000+Mile+Walk+Freeconomy+jwmwigYtGltl

Mark sobrevivió gracias a que:

  • Alojamiento: una caravana, la consiguió entrando como voluntario en una granja orgánica, ayudó a renovarla para hacerla autosuficiente, no necesitaba una fuente externa de energía. Ni es el primero, ni el ultimo que vive en una caravana. Pero si que es el unico que no la tiene conectada ni a gas, ni a la electricidad….bueno. Eso si. Pero proviene de un par de paneles solares que obtuvo en la granja ecológica donde trabajó.
  • Se bañaba en un río. ¿Para que más? Tienes agua corriente, pero tienes que acostumbrarte a que esté más fria de lo que tu caldera te permite. Si, pero en contrapartida….es ¡gratis! – Utilizando jabones biodegradables (pero no dentro de 100 años, sino instantaneamente…que no sean dañinos para el ecosistema del mismo rio al que se incorpora), claro está.
  • Utilizaba periódicos para ir al baño. O hojas, o paja hilada. Lo que sea menos un papel de celulosa en un rollo perfectamente hermanado con sus 23 compañeros.
    Esos lujos decidió que no hacian falta, y además costaban dinero.
    Para muchas labores de limpieza utiliza paños que puedan ser lavados y reutilizados. No gusta nada en una economía “cero” el que haya productos de “usar y tirar”, porque eso siempre cuesta dinero.
  • El transporte se realiza a pie o en bicicleta. Si está más lejos, se planifica mejor, encarga que se lo transporten, o hace mas escalas. Eso lleva a tener un mejor fisico y calidad de vida por hacer ejercicio regular que el sedentarismo actual nos termina obligando a ir a gimnasios, y por otro lado le hace ser mas curioso sobre lo que le rodea, y como hacer más cosas, en e menor espacio posible, optimizando los desplazamientos y evitando perder un tiempo necesario para otras tareas.
  • Para obtener luz en la oscuridad saba velas hechas con cera de abeja para alumbrarse. Es muchisimo más sencillo de lo que parece.
  • Usaba madera que cortaba o recogía para calentar su morada, en una estufa hecha con un antiguo bidón de gasolina. Además, tenia planeado construirse con arcilla moldeada una estufa con chimenea y horno lateral, como el que aparece en ciertos videos de supervivencia.

Ahora la gente me pregunta a menudo lo que me falta en comparación con mi viejo mundo de lucro y de negocios. Estrés. Atascos. Estados de cuenta bancarios. Facturas de servicios públicos. Oh, sí, y la pinta de cerveza orgánica que tomaba con mis compañeros….pero esa la puede saborear siempre que quiera en su pub cercano, ya que les provee de hortalizas y verduras y en medio del trueque, le queda siempre cerveza gratis…o no tan gratis como podemos pensar, pero sin intercambio monetario, que es lo que importa.

enero 11th, 2016 by